Sanando a Tu Niño Interior.


Sanando en alma

Sanando en alma

He descubierto que el trabajo con el niño interior es sumamente útil para curar las heridas del pasado. No siempre conectamos con los sentimientos del asustado pequeño que llevamos dentro. Si en tu infancia sentiste mucho miedo y angustia, y ahora te castigas mentalmente, continúas tratando a tu niño interior de la misma forma. Sin embargo, él no tiene ningún otro sitio adonde ir. Es necesario que superes las limitaciones de tus padres. Necesitas comunicarte con el pequeño, que se siente perdido. Tu niño interior necesita saber que tú lo amas.

AdytaTornasol

Tómate un momento ahora mismo y dile que te interesas por él: «Te quiero. Me importas. De verdad te quiero». Tal vez le has estado diciendo esto a la persona adulta que llevas dentro. De modo que empieza a decírselo también a tu niño. Imagínate que le coges la mano y ambos vais a todas partes juntos durante unos días. Verás las felices y alegres experiencias que podéis tener.

Necesitas comunicarte con esa parte de ti mismo. ¿Qué mensajes deseas escuchar? Siéntate en silencio, cierra los ojos y habla con tu niño interior. Si te has pasado 62 años sin hablar con él, es posible que tengas que insistir unas cuantas veces para que el niño realmente crea que quieres hablarle. Insiste: «Deseo hablar contigo. Deseo verte. Deseo amarte». Finalmente lograrás la comunicación. Es posible que veas al niño dentro de ti, que lo sientas, que lo escuches.

AdytaTornasol

La primera vez que hables con tu niño interior puedes comenzar por pedirle disculpas. Dile que lamentas no haber hablado con él o haberle reprendido durante todos estos años. Dile que deseas compensar todo el tiempo que habéis estado separados. Pregúntale qué puedes hacer para hacerle feliz, y de qué tiene miedo. Pregúntale qué desea él de ti.

Empieza con preguntas sencillas; obtendrás respuestas. «¿Qué puedo hacer para hacerte feliz? ¿Qué te gustaría que hiciéramos hoy?» Por ejemplo, le puedes decir: «Me gustaría salir a caminar, ¿qué deseas tú?». El niño puede contestar: «Ir a la playa». Así habrá comenzado la comunicación. Persevera. Si te puedes tomar unos instantes cada día para comunicarte con el pequeño que llevas en tu interior, la vida te va a resultar muchísimo mejor.

Extracto de “El Poder está dentro de ti” – Louise L. hay

Fuente: evolucionconsciente.org

Editado por: Adyta Tornasol

Anuncios

Publicado el 1 febrero, 2015 en espiritualidad, salud, superación personal y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. En primero lugar, perdoa mi español, pero no puedo dejar de decir que me encanta lo que escribes y transmites, eres una inspiración… Encontrar tu blog ha sido una dádiva porque había sentido llegar el momento de desarrollar esta parte de mi.., muchas gracias..

    Le gusta a 1 persona

    • Preciosa, el idioma no es barrera para el cariño y el conocimiento te entiendo y te estoy agradecida por darte el espacio de leerme y decir tan bellas palabras de mi trabajo, en lo que pueda ayudarte cuenta conmigo siempre me gusta ayudar, saludos y un abrazo.

      Me gusta

  2. Durante la infancia nuestra mente está totalmente abierta, libre de prejuicios intelectuales y sociales, de manera que podemos percibir cosas que de adultos nos pasan inadvertidas. Se sabe que el cerebro de los niños es mucho más activo y plástico. Como una esponja que absorbe todo lo que le rodea. De manera que fabrica sensaciones, experiencias y recuerdos sin límite. Tan libre como lo es su imaginación. Cuando nos hacemos mayores vamos perdiendo todo eso. La educación, la cultura, la ciencia nos dicen que aquellas sensaciones, experiencias y recuerdos pertenecen a la más pura fantasía. Sin embargo de alguna forma sabemos que no es del todo cierto. En definitiva, los adultos hemos perdido algo muy importante, algo de nuestra infancia que deberíamos recuperar. Ese potencial que lleva dentro de su pequeño cerebro cada niño. La magia con que perciben este mundo. Gracias por este muy interesante artículo, Adyta, y un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

  3. lamariposavioleta

    ¡Que hermoso texto!

    Es bellisimo por la sabidurìa que lleva en su interior manifiesto en sus palabras.

    Comenzar un domingo escuchando al niño interior es la lllave que nos abre la puerta que nos conecta con nuestros sueños mas sagrados, aquellos que producen libertad y felicidad verdadera al alma.

    Mil Gracias por compartir Adyta un texto tan hermoso en forma y contenido.

    Pat

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: